Uso de redes sociales en el aula: el caso Twitter.

Uso de redes sociales - Twitter

En la Era Digital en que nos encontramos, las dificultades que experimentan algunos docentes para introducir el uso de redes sociales en su práctica pedagógica, pueden tener efectos negativos sobre los niveles de alfabetización digital de sus estudiantes. En éste artículo nos referimos al caso particular de Twitter y damos algunos tips que podrían ayudar a los profesores  a sacar un mayor provecho de ésta herramienta de comunicación en el ámbito escolar.

En éste orden de ideas, a pesar de las claras ventajas que implica  avanzar en la incorporación de las TIC a la docencia, las instituciones educativas  a menudo experimentan grandes obstáculos para implementar iniciativas dirigidas a incrementar los niveles de alfabetización digital de los docentes.

Contrariamente a lo que se pudiera  pensar, la accesibilidad a la tecnología no es el factor principal que bloquea estas iniciativas, frecuentemente, la simple incomodidad de un profesor con respecto al uso de redes sociales puede dar al traste con los programas de Alfabetización Digital mejor intencionados. Así las cosas, los profesores con poca o ninguna capacitación sobre cómo integrar las TIC en el aula, corren el riesgo de ralentizar  en sus estudiantes el desarrollo de valiosas habilidades blandas, que pueden representar a futuro desventajas para su desarrollo académico y profesional.

Ahora bien, si comparamos los usos que los docentes dan a las redes sociales más conocidas; vale decir, Facebook, Twitter, Google+ y LinkedIn, el caso de Twitter es por mucho la herramienta que se le hace a los maestros más difícil dominar. Hay que preguntarse, entonces, ¿por qué los docentes no están usando como deberían Twitter en el aula?

Razón #1: temores relacionados con la privacidad

No me animo a utilizar las redes sociales y, en particular, Twitter porque pienso que mi privacidad va a quedar expuesta al escrutinio de los estudiantes, padres u otros colegas profesores.

A los docentes les preocupa que los estudiantes puedan hacer un uso inapropiado de su cuenta personal en Twitter.  Sin embargo, los profesores que tengan éste tipo de aprehenciones con la red social del pajarito, pueden aún beneficiarse profesionalmente de ella si siguen las siguientes recomendaciones:

  • Crear una cuenta aparte para la asignatura:  la forma más sencilla para que los profesores resuelvan las preocupaciones de privacidad en Twitter y establezcan límites profesionales a su uso, es crear una cuenta de Twitter para la materia que enseñan separada de su cuenta personal.
  • Utilizar un seudónimo: al abstenerse de usar su nombre de pila, los profesores pueden publicar tweets sin temor al escrutinio público y, además,  cosechar los beneficios de chats educativos en vivo que abundan en Twitter.
  • Cambiar la configuración por defecto de la cuenta a tweets privados: con los tweets privados , los profesores tienen la capacidad de aceptar o rechazar las peticiones de seguidores de otros usuarios en Twitter. Sólo las cuentas aprobadas podrán ver los tweets del profesor. Todos los tweets, incluidos los publicados con hashtags, sólo aparecerán en el feed de seguidores de cuenta aprobados.

Razón # 2: no hago uso de redes sociales por el problema de la infoxicación

No hago  uso de las redes sociales porque me hacen perder el tiempo y me distraen de atender  asuntos importantes.

Para nosotros los profesores con habitualmente poco tiempo libre y una gran cantidad de distracciones, el uso de redes sociales como Twitter puede perder atractivo a pesar de ser una valiosa plataforma para intercambiar ideas y acceder a recursos educativos valiosos. En éste aspecto, el uso de los #hashtag puede venir en nuestro auxilio permitiéndonos filtrar a través del feed de Twitter y encontrar rápidamente información relevante profesional y enfocada en los temas de nuestro interés.

Existen muchas listas de #hashtags relacionadas con la educación que los maestros pueden consultar. Después de buscar flujos de comunicación relevantes, los profesores podemos guardar y seguir los flujos que contengan el #hashtag seleccionado, en un solo clic.

En otro orden de ideas, puede suceder que los docentes no nos entusiasmemos demasiado con el uso de redes sociales, en particular Twitter, porque al comienzo cuando escribimos un tweet sentimos que somos como un árbol que se derrumba en el amazonas: no recibimos ningún tipo de interacción de parte de otros usuarios. Hay que tener paciencia… ya vendrán los retweets a medida que vayan aumentando los seguidores.

Razón # 3: muy pocos caracteres para expresar una idea.

El uso de redes sociales proporciona un acceso sin precedentes a recursos educativos y a colegas profesores en cualquier parte del mundo. Sin embargo, siento que ha menudo sacrifican la profundidad en el tratamiento de un tema en favor de la inmediatez en la comunicación

El arte de la brevedad en la comunicación es algo que pocos maestros dominan. Eso es parte de lo que hace que nos sintamos como en casa cuando estamos parados frente a los alumnos en un  aula y frustrados cuando tenemos que enfrentar el límite de 140 caracteres de Twitter. La buena noticia es que los profesores no tienen que simplificar a la fuerza sus ideas para que puedan encajar en los límites de caracteres que impone Twitter. Es posible distribuir una idea más elaborada en varios Tweets-la clave es asegurar que las oraciones no se corten entre uno y otro mensaje. Esto podría hacer más difícil para los lectores seguir el hilo de la comunicación.

En conclusión …

Con base en lo anterior, no cabe duda que el uso de redes sociales como Twitter trae más beneficios que inconvenientes para los docentes. A través de ella obtienes ayuda instantánea, comentarios, reacciones, sugerencias e ideas de colegas de todo el mundo.

Más allá de los usos profesionales de la herramienta, los maestros también consultan a Twitter como una ayuda para obtener recursos en el aula, para mejorar la participación de los estudiantes y para conectarse con los padres y la comunidad. A medida que más docentes compartan cómo están aprovechando los beneficios de Twitter, quizás sus pares más reticentes revisarán su posición de no participar en la conversación y, de esa forma, podrán avanzar en su propia alfabetización digital.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *